Lentillas desechables


Si hace años la alternativa al uso de gafas para corregir la visión eran únicamente las lentillas rígidas o permanentes, los avances tecnológicos han propiciado que hoy se pueda elegir entre diferentes alternativas en lentes de contacto. Las más comunes actualmente son las lentillas desechables.

Ya sean para varios meses, quincenales o bien de uso diario, este tipo de lentillas de usar y tirar son las más valoradas por los usuarios, ya que proporcionan gran comodidad y flexibilidad. Aunque su precio es algo más elevado que las lentes permanentes, la relación entre uso, comodidad y coste compensa a la mayor parte de usuarios de lentes de contacto y ya prácticamente nadie usa lentes permanentes.

Las lentes de contacto desechables se suelen encontrar en envases individuales que se venden en packs para diversa duración. Por ejemplo, si optamos por un pack de lentillas para seis meses, tendremos 6 pares de lentillas, cada una para un periodo de un mes y con los estuches y líquidos que necesitaremos durante esos meses. Este formato también está disponible para periodos de tres meses o de un sólo mes, pero cuanto mayor plazo de tiempo cubra el pack, más económico resulta.

Además, existe la posibilidad de comprar lentillas para 15 días o para un sólo día. Las lentillas de usar y tirar diarias se suelen encontrar en paquetes de 30 pares, por lo que con cada pack podemos cubrir un periodo de tiempo de un mes si las usamos cada día y más si las usamos de manera esporádica o varias veces por semana.

Aunque las lentillas desechables recomiendan un tiempo máximo de uso, un día o un mes, dependiendo del tipo de lente de contacto, también es posible usarlas durante algo más de tiempo, con lo que podremos ahorrar en el coste de nuestras lentillas y alargar el periodo de compra de un nuevo pack. Pero atención, cuando notemos que nuestros ojos se secan en exceso o cuando sintamos molestias en los ojos, es momento de cambiar las lentillas para evitar problemas en los ojos.

Leave a Comment